lunes, 8 de enero de 2018

TAKE EAT EASY



Escribir es de sabios, escribir bien quiero decir.
Yo desisto de escribir epístolas cuando lo que tengo que decir y pensar es bastante sobrio y escueto. 

"la vida —no tú ni yo— la vida, es para siempre", nos dijo en un gran poema el maestro Sabines ¿qué tiene que ver con lo que escribo?

Simple: la vida no es Facebook; por lo tanto take eat easy, tomate todo esto con calma, si no quieres sufrir gratuitamente.
El facebook no es la vida real. ¿Qué sabio de la antigua Grecia si viviese le diera importancia a dicho fenómeno?. Los mejores filósofos de la modernidad saben esta verdad.

El facebook solo es una extensión de un entretenimiento o información televisiva (la medianía nunca entenderá esto), pero lo peor, los intelectuales sucumben a sus efectos y son presas de los efectos de la incertidumbre y la violenta carrera de ser lo que el mundo virtual exige: mira, opina y espera lo que sigue, que también es importante…

Aunque ahora en la entrevista que te realizan previo a otorgarte un empleo, revisan tu historial en cada red social, y algunos familiares y amigos cercanos de tu novia, también checan tu perfil en la internet, aplicando su riguroso top de cualidades básicas y dignas para pertenecer a su círculo social o familiar. Facebook no es la vida real. Nunca lo será.

Aceptar realidades en clicks veleidosos. (efímeras manifestaciones de IMBECILIDAD, sin desahogo real y sin utilidad) es solo una muestra de que se está perdiendo pensamiento crítico.

Byung-Chul Han en la sociedad del cansancio explica: "Así como la sociedad disciplinaria foucaultiana producía criminales y locos, la sociedad que ha acuñado el eslogan Yes We Can produce individuos agotados, fracasados y depresivos".

adjunto algunos links donde se refieren al consumo cultural facebookero algunas personalidades importante del mundo cultural actual. 

jueves, 1 de junio de 2017

otro día

Hoy aproveché el tiempo que tuve libre entre una y otra hora laboral y volví a casa, donde me reuní de nuevo con mis pequeños; vicky en dos meses hará cuatro años, Halyl en un mes hará seis años. 

Nos pusimos a jugar con palabras,  y  con sus efectos,  halyl  hizo un dibujo de cuanto le gusta pasear por la montaña, vicky habló de su gusto por los gatitos. 

Al final propuse hiciéramos poemas. 

El de la niña decía más o menos así. "Me gustan los gatitos y sus hijos, yo quiero además de verlos abrazarlos. 

El de Halyl era así: camino por la montaña y siento felicidad, veo el sol y también me acompaña. 


Nos tomamos una foto al final, fue un buen día, creo que volveremos a hacerlo pronto. 


jueves, 24 de noviembre de 2016

IMAGINA ESTO

¿Con que actitud te enfrentas a la muerte?...
¿Con que actitud te enfrentas a la muerte?


De pronto dejas de existir, ¿Qué es lo que sucede enseguida?


Imagina esto, ya no estás tú… o ya no está la persona que amas ¿y, entonces, qué sigue?


La ausencia, el abandono, la negación, la gratitud.


Muchos van  por la vida, sin dejar un legado, sin dejar una huella y es acá en ese momento en que la empatía humana nos hace darnos cuenta que en cualquier lugar se está mejor que metido en ese ataúd… ¿quién quiere estar muerto, y por qué?...

Nuestra vida  es solo nuestra, y los desatinos que hayan pasado son elecciones de quien vive, porque incluso no hacer nada es elección, es decisión propia. Vivir mucho o sentir que vivir mucho, o vivir y sentir que vives poco es relativo.


Necesito decirles a todos ustedes, ahora que ya no estoy entre ustedes, quise ser lo que fui, estoy satisfecho, y agradecido con todos ustedes, con los accidentes, con las imperfecciones de cada uno de ustedes y naturalmente con las mías.


Casi a tiempo puse adopté una filosofía y la puse en práctica: “vive de vacaciones eternamente”, y tomé con humor tanto lo amargo como lo dulce y supe que nada es para siempre,  por eso ahora también estoy en paz, pero me hallé así desde antes.


Les digo ahora ¿Por qué esperar la muerte, para estar en paz?... estén en paz desde siempre porque es bueno no estresarse, estén en equilibrio y solo sepan que la vida es eso, cerrar ciclos, cumplirlos de manera normal.


No se sigan mortificándose, yo tuve serenidad y quiero que ustedes también la tenga, abran los brazos a lo que viene, no los cierren, sigan que es como cuando las hormiguitas caminan sobre un tronco viejo con una pesada carga, una o muchas caen por alguna sacudida, pero las otras siguen, no se detienen a malahayar su suerte, continúan su tarea, porque esa es la mejor terapia, estar produciendo algo para uno  mismo y al mismo tiempo para los demás.