jueves, 18 de abril de 2019

Agradece olvidar


¿Te has dado cuenta del gran drama de la vida resumida en una frase: “yo nunca olvidaré”?

La memoria es un atributo claro está de la raza humana, aunque científicos explican también  que varios animales de gran cerebro la poseen, en el ser humano significa su grillete, ¿porqué grillete?, bueno no creo que te veas siendo esclavo de nadie ni de nada, no obstante lo somos de nuestros recuerdos.

Una pérdida, un accidente, una enfermedad, una tristeza, un ex amor, una ruptura, todo nos recuerda el dolor y lo malo no es recordar, lo malo es dramatizar los recuerdos, es decir uno modifica sus recuerdos a veces exagerando los pesares, recalcando aquellos episodios que a nuestro juicio son imborrables, pero además de una magnitud tan grande que nos impide superar el dilema vivido.

Algunas personas reflejan sus malos momentos en el físico, en la mirada, eso de que la boca miente, pero los ojos no, es cierto, pues las miradas tristes conllevan un recelo, una amargura y un recuerdo de momentos dolorosos, y si continuamente pensamos en algo, ese algo se estará repitiendo y engrandeciendo, y eso precisamente es el castigo ¿Quién puede ser feliz castigándose por el pasado?.

Leí en algún lugar, todo nos enseña, las buenas experiencias, nos dan alegría, las malas una enseñanza, y justo ahí radica la clave, aprender ella, asimilarla, pero no engancharse con el episodio. Al olvidar estás girando la rueda, y la vida es evolución y a Dios Gracias, nada es para siempre, por ello la invitación es a no tener miedo al olvido, el olvido es la mayor parte de las veces sanar de un dolor.

Este proceso requiere un esfuerzo, hay que ser selectivos, algunas cosas permanecerán ¿Cuáles? ¡Decídelas tu!, que permanezcan las que te construyen, las que alimentan tu espíritu, las imprescindibles que son las que nos motivan, nos dan, fe, esperanza e ilusión, cuales hay que mandarlas a la papelera del reciclaje, todas aquellas que le restan luz y brillo a tu mirada.

No digo que sea sencillo, pues el ser humano es ampliamente conocido por enredarse en sus pensamientos, pero hay que tomar la decisión y cuando la tomas, otras cosas estarán guiándote hacia un camino nuevo, hacia dejar de practicar ciertos hábitos quizá que te estén estancando. Viene bien, una propuesta de mejorar algunos hábitos, explorar, curiosear, irte de viaje, aprender algo nuevo, escuchar música inspiradora, conocer gente… etcétera.

Uno es el dueño de la mente y la mente está a nuestro servicio, por ello comienza agradeciendo la capacidad que tenemos de olvidar.

Saludos.


viernes, 29 de marzo de 2019

Vivos en cuerpos, pero muertos en sus relaciones

¡LOS HIJOS MUEREN EN SU CUARTO!


Antes perdíamos hijos en los ríos, en los matorrales, en los mares,
¡hoy los hemos perdido dentro de su habitación!

Cuando jugaban en los patios oiamos sus voces, escuchábamos sus fantasías y al oírlos,
a la distancia, sabíamos lo que pasaba en sus mentes.

Cuando entraban en casa no existía una TV en cada habitación, ni dispositivos electrónicos en sus manos.

Hoy no escuchamos sus voces, no oímos sus pensamientos.  Los niños están allí, dentro de sus habitaciones, y por eso pensamos que estan seguros.
Cuánta inmadurez la nuestra!!!

Ahora se quedan con sus auriculares, encerrados en sus mundos, construyendo sus saberes sin que sepamos lo que es ...

Perdiendo literalmente la vida, aún vivos en cuerpos, pero muertos en sus relaciones con sus padres, encerrados en un mundo de Tecnología que en nada contribuye a la formación de niños seguros y fuertes para tomar decisiones moralmente correctas y de acuerdo con sus valores familiares.

Dentro de sus habitaciones perdemos a nuestros hijos con las drogas, las conversaciones con malos amigos, la pornografía, inmersos en un mundo de fantasía.
Muertos de su identidad familiar ...

Se convierten en una mezcla de todo aquello por lo que han sido influenciados y los padres no siempre saben lo que sus hijos son.

Usted hoy pueden leer ese texto y enviarlo a los amigos; pero, podrán rescatar a sus hijos?...
Puede ver en él verdades y reflexionar. Todo esto será excelente.

Pero como Psicopedagoga he visto tantas familias enfermas con hijos muertos dentro de la habitación, entonces te hago una invitación y, por favor acepte!

* Te invito a sacar a tu hijo de la habitación, de la tableta, del celular, del ordenador, del auricular, te invito a comprar juegos de mesa, tableros y tener hijos en la sala, a tu lado por lo menos 2 días establecidos en tu habitación semana a noche (más allá del sábado y del domingo). *

Y juegue, diviértete con ellos, escucha las voces, las palabras, los pensamientos y que tengas la gran oportunidad de tenerlos vivos, "dando trabajo" y que ellos aprendan a vivir en familia, se sientan pertenecientes en el hogar para que no ¡necesiten aventurarse en esos juegos locos para sentirse alguien o tener un poco de adrenalina que antes tenían con las bromas en el patio! si

Cassiana Tardivo
psicopedagoga

miércoles, 27 de marzo de 2019

La mente domina todo

La clave para hacerse rico es LA CREENCIA.

La clave no es el trabajo en sí mismo:

-Hay personas que trabajan diez o doce horas diarias, pero a penas ganan para llevar un pan a su mesa

- Hay otros que se dan la gran vida: parece que siempre anduviesen de vacaciones. Trabajan poco, y cada vez son más ricos.

- La realidad muestra, también, que hay millonarios que trabajan 18 a 20 horas diarias. Son empedernidos del trabajo y son millonarios.

Como ve, no es el trabajo el factor determinante.

El factor determinante tampoco es el ahorro.

Hay grandes ahorradores que siempre viven en la pobreza. Son personas que administran cada centavo como si fuese medicina. Pero lo curioso es que, a pesar de ser trabajadores y ahorradores, son pobres.

En cambio, hay otros que son derrochadores implacables. Gastan a manos llenas. Pero lo curioso es que cada vez se hacen más ricos. Nunca les falta.

Sobre este punto también hay otros dos casos:
Hay gente que ahorra, y sí logra prosperar. El ahorro sí les funciona. Y también hay gente que derrocha y sí se hace pobre.

Preste mucha atención a estas líneas. De ser necesario, vuelva a leer el texto las veces que lo considere pertinente:

Estamos demostrando que el ahorro y el trabajo, si bien son elementos importantes, no son en sí mismo el factor determinante para que usted se haga rico.

EL FACTOR DETERMINANTE ES SU CREENCIA.

¿Qué crees?, esa es la pregunta más importante.
El trabajo y el ahorro solo potencian tus creencias.
Si crees que eres rico y al mismo tiempo eres trabajador, la riqueza le llegará más rápido.
Si crees que eres rico y al mismo tiempo eres ahorrador, la riqueza le llegará más rápido.

Reiteramos...vuelva a leer el texto hasta que sienta que ha comprendido el mensaje al 100%.
Esto está escrito en el libro La Ciencia de Hacerse Rico:

- Hacerse millonario no depende de la ciudad en la que vives. Pongamos como ejemplo Venezuela: mientras muchos venezolanos se van a otros países a buscar trabajo, allí mismo hay otros que se están haciendo millonarios por vías honestas.

- Hacerse millonario no depende de sí eres trabajador o no. Esto ya se ha demostrado líneas arriba.

- Hacerse millonario tampoco depende de "tener capital." Si usted no tiene capital, usted puede conseguir el capital.

- Hacerse millonario tampoco depende de tus conocimientos. Si usted no tiene conocimiento, usted puede adquirir conocimiento.

- Hacerse millonario tampoco depende de los contactos. Si usted no cuenta con las conexiones adecuadas, usted puede conseguir dichas conexiones.

- Hacerse millonario tampoco depende de la experiencia. Si usted no tiene experiencia en determinada actividad, usted puede apalancarse en la experiencia ajena.

HACERSE MILLONARIO DEPENDE DE SU CREENCIA.
El tema es que CREER es una cuestión sencilla, pero al mismo tiempo compleja.

El universo funciona a través de leyes. Una ley es la ley de causa y efecto. Según esa ley, por cada acción hay una reacción. Así que el universo no te da lo que quieres, no te da lo que deseas, TE DA LO QUE MERECES. ¿Cómo sabemos que alguien merece tal o cual cosa? Por lo que hace. ¿Y por qué una persona hace lo que hace? POR SUS CREENCIAS.

Creencia no es algo que dices...
Creencia no es algo que tienes de vez en cuando...
Creencia no es algo que "hablas"
CREENCIA ES UNA CONVICCIÓN.

¿Qué crees cuando te va mal? ¿Cuáles son tus sentimientos dominantes cuando no ves resultados? ¿Eres capaz de sentirte millonario incluso cuando ni siquiera tienes para comer? ¿Eres capaz de sostener una imagen de ti mismo como millonario cuando ni siquiera tienes para tu pasaje?

¿Qué emociones tienes cuando te rechazan?
¿Sigues creyendo que eres millonario?
 ¿Cuánto tiempo dura tu creencia?
¿Dura media hora? ¿eres de los que sostiene su creencia las 24 horas del día?
 ¿Solo crees que eres millonario cuando te va bien?
¿Solo te sientes un ganador cuando no tienes problemas?
Coja el libro La Ciencia de Hacerse Rico.

Estudie cada uno de sus capítulos y encontrará que siempre se repite una misma línea: “hacerse rico es producto de pensar de una cierta manera…”

Lo que pasa en tu mente determina lo que pasa por tu cuenta bancaria. Es en la mente, allí está todo!!

¡Provoca la vida que haz soñado!

Jack Ma, fundador de Alibaba dijo en entrevista que "las peores personas a las que les puedes servir son las personas pobres".

- Dales algo gratis, y piensan que es una trampa.
- Diles que es una pequeña inversión, van a decir que no ganan mucho.
- Invítalas a entrar en grande, dirán que no tienen dinero. 
- Invítalos a probar cosas nuevas, te dirán que no saben como hacerlo.
- Invítalos a un negocio tradicional, dirán que es difícil de hacer.
- Diles que es un nuevo modelo de negocio, van a decir que es una pirámide o estafa.
- Diles que administren una tienda, dirán que no hay libertad.
- Diles que corran un nuevo negocio, van a decir que no tienen experiencia.

Ellos tienen algunas cosas en común:

Ellos aman preguntar o "investigar" en Google, escuchar a los amigos que están tan desesperados como ellos, piensan más que un profesor universitario y se mueven menos que un ciego guiando a otro ciego.

Sólo hay que preguntarles, ¿qué quieren hacer? No van a ser capaces de responder.

Mi conclusión:

En lugar de que tu corazón lata más rápido, ¿por qué no actúas un poco más rápido?; en lugar de sólo pensar en ello, ¿por qué no hacer algo al respecto?

Los pobres fallan debido a un comportamiento común:
Su vida entera se trata de esperar y esperar.

lunes, 11 de marzo de 2019

Convencer y no vencer


Convencer y no vencer

El principio de la guerra es el rechazo,  la indiferencia y la alergia del otro.  

Aquella frase de la Expresidente Carlos Salinas de Gortari pronunciada para desestimar los la protesta de otro sector  de políticos por sus manejos de gobierno. La frase simple y breve adquiere dimensión cuando se vuelve cotidiano dejar de ver, dejar de escuchar, dejar de atender y dejar de reconocer.

Mi amigo el poeta Martin Mérida nos dice que somos valiosos no solo por la profesión, no solo por el apellido, ni por la geografía en donde nacimos, somos valiosos como seres, como habitantes de un mismo espacio, como existencia real. Somos valiosos por el hecho de estar aquí y coexistir.

En los espacios laborales lo más común es desestimar las habilidades propias del otro,  y esa admiración malentendida, nos va devorando día a día, hasta empantanarnos en un estilo de vida desesperante en el que los egos  nos impiden vivir bien.

Nuestra civilización debería en primer término promover la aceptación de uno mismo como ser único y especial y al mismo tiempo reconocer en el otro “otra” persona con los mismos atributos, pero con distintos modos de entender el mundo y vivir su realidad.
Escribo esto en el entendido de que tengo la manos extendidas y la actitud extendida para con mis compañeros de trabajo, todos cabemos en el mismo barco y todos necesitamos, saludos fotógrafos, cronistas, redactores, conductores, camarógrafos, editores, reporteros, comunity managers, comunicadores, diseñadores, cineastas, políticos… ¡si nos organizamos, ganamos todos!.

Estos son mis principios y no tengo otros:
Construir, y no destruir
Proponer, y no imponer
Convencer, y no vencer.

Esdras Camacho Jagger
11/03/2019
Motozintla Chiapas.